Al que no fuma ni bebe vino el diablo se lo lleva por otro camino.
Tía Clementina