Perseo (Persei, el Héroe)
 

Localización y descripción:
Perseo es una constelación fácil de localizar porque es vecina de otra bien conocida, Casiopea (inconfundible por su forma de W). También tiene como vecina a la constelación Auriga (Cochero) que contiene a Capella, una de las estrellas más brillantes del cielo.

El centro de Perseo tiene aproximadamente una declinación de 42.5º N y una ascensión recta de 3.5 horas.

Perseo contiene sólo dos estrellas suficientemente brillantes como para ser útiles en navegación astronómica. Se trata de Mirfak (a-Persei), de magnitud aparente 1.8, y Algol (b-Persei). Algol es lo que se conoce como una estrella variable, posiblemente la más conocida y más fácil de estudiar de este tipo de estrellas. La magnitud máxima de Algol es 2.1 (es decir, como la estrella Polar aproximadamente). Pero cada 2 días, 20 horas y 49 minutos podemos ver como su brillo disminuye durante horas, llegando a una magnitud mínima de 3.5, para luego volver a brillar con su intensidad habitual. En realidad Algol es un sistema estelar formado por 3 estrellas alejadas unos 100 años-luz de nosotros. Puede apreciarse, por comparación con el brillo constante de las estrellas cercanas, como la estrella más brillante del sistema Algol es eclipsada por una compañera que la oculta periódicamente. Este eclipse estelar dura algo menos de 9 horas. Unas 4 horas antes del mínimo la estrella más débil empieza a ocultar a la más brillante, el mínimo dura unos 20 minutos y luego vuelve a subir de luminosidad lentamente empleando otras 4 horas. Estas dos estrellas se encuentran tan cerca entre ellas que desde la Tierra no las podemos separar visualmente ni con los telescopios más potentes, teniéndonos que contentar con apreciar los cambios periódicos de brillo de todo el conjunto. La tercera estrella realiza una órbita a sus compañeras en unos 1,86 años pero su presencia no afecta en la luminosidad total del conjunto. La siguiente figura muestra la magnitud de Algol en función del tiempo:

La gran reducción de brillo del conjunto, bajando hasta magnitud 3.5, se produce cuando la estrella menos brillante se interpone entre la más brillante y nosotros. Por el contrario, la pequeña reducción de brillo que se observa en el centro de la gráfica corresponde al momento en que es la estrella más brillante a la que se interpone entre la menos brillante y nosotros.

Pero, ¿cómo encontramos, con estos datos, la constelación Perseo desde nuestro lugar y hora de observación?. En otras palabras, si a una hora dada de un día dado queremos observar a Perseo, ¿hacia dónde tendremos que mirar?, ¿será visible o se encontrará por debajo del horizonte? Las coordenadas facilitadas (la ascensión recta y la declinación) son universales, o sea, las mismas para todos los observadores. Se llaman coordenadas ecuatoriales. Es evidente que los catálogos de estrellas tienen que construirse utilizando este tipo de coordenadas porque, de lo contrario, habría que hacer un catálogo diferente para cada lugar de la Tierra y para cada instante de observación1

Con vistas a encontrar la constelación en el cielo necesitamos, sin embargo, coordenadas referidas a nuestra situación geográfica y al momento de la observación. Estas nuevas coordenadas, que son diferentes para cada observador, se llaman coordenadas horizontales y son el azimut (ángulo que hay que recorrer desde el N, siguiendo el horizonte hacia el E, hasta la vertical del punto en cuestión, en este caso el centro de Perseo) y la altura (ángulo desde el horizonte, siguiendo la vertical, hasta el punto de interés). La explicación del cálculo de estas dos coordenadas a partir de la ascensión recta y la declinación está fuera del alcance de estas notas sobre las constelaciones. El lector interesado la encontrará, con todo detalle, en el curso on-line de Navegación Astronómica. Pero como se pretende facilitar el reconocimiento de las constelaciones y sus estrellas, aquí tienes, en el siguiente recuadro, un programa para hacerlo:


Introduce tus datos locales (hora TU y situación geográfica) correspondientes al momento y lugar en que quieres observar a Perseo y pulsa Calcular. Ten presente que cuando un dato es negativo (por ejemplo, longitud del observador W), son negativos sus tres campos (grados, minutos y segundos). El azimut que resulta es el náutico, es decir, se mide desde el N hacia el E.
Coordenadas Ecuatoriales del centro de la Perseo:
Ascensión Recta:   h  m  s
Declinación: º ' "
Datos locales del observador:
Día: Mes: Año:

 
Hora (T.U.): h m s
Longitud: º ' " (- si W)
Latitud: º ' " (- si es S)        


Resultado:
Tiempo sidéreo local: = h m s

 

Aquí es donde tienes que mirar para encontrar la constelación de
Perseo:

Azimut: = º ' " Altura:
= º '


Cuando hayas calculado con el programa anterior las coordenadas horizontales (o sea, el azimut y la altura) del centro de la constelación y mires hacia ese lugar esto es lo que verás:

Imágenes cortesía de Jim Kaler, Prof. de Astronomía, University of Illinois

Esta fotografía está tomada seguramente con un muy buen equipo. Se distinguen claramente las dos estrellas más brillantes (Mirfak es la que está un poco a la izquierda del centro de la foto y Algol ligeramente a la derecha y arriba del centro). Pasa el ratón por encima de la foto y obtendrás ayuda para reconocerlas. Desgraciadamente no será esa la imagen que veamos a simple vista al mirar hacia esta zona del cielo. La contaminación lumínica, cada vez mayor, producida por esa mala costumbre humana de intentar ahuyentar la noche sin esperar a que el Sol lo haga por su cuenta, hacen cada día más difícil la observación del cielo. Por eso es necesario recurrir a referencias basadas en constelaciones y estrellas fácilmente reconocibles con el fin de encontrar otras que lo son menos. Casiopea es una de las constelaciones inconfundibles del cielo. Siempre situada en el lado opuesto a la Osa Mayor con respecto a la Polar (e-Casiopea, la Polar y Alkaid en la Osa Mayor se encuentran prácticamente alineadas, alineación muy útil en navegación de emergencia, pero esa es otra historia). La mejor manera de encontrar a Mirfak es prolongando la línea más cercana a e-Casiopea de las dos que forman el vértice interno de la W de Casiopea (la línea que une las estrellas 3 y 4 en el siguiente esquema):

La fotografía siguiente cubre la zona del cielo ocupada por Casiopea y Perseo. Es inconfundible la W de la primera en la mitad izquierda de la imagen así que puedes utilizar la enfilación que acabo de mencionar para encontrar a Mirfak y, después, a Algol. Ten en cuenta que el cielo se encuentra en permanente rotación aparente así que en general observarás las distintas constelaciones en orientaciones diferentes a las representadas en cartas de enfilaciones como la anterior. Por eso lo importante es fijarse en la posición de unas constelaciones con respecto a otras conocidas independientemente de que cómo esté orientado el conjunto globalmente.

Imágenes cortesía de Jim Kaler, Prof. de Astronomía, University of Illinois

De nuevo, si necesitas ayuda, pasa el ratón sobre la imagen.

A la constelación Perseo debe su nombre el fenómeno conocido como las Perseidas o, también, Lágrimas de San Lorenzo. Se trata de un enjambre anual de meteoros provenientes de la desintegración del cometa Swift-Tuttle. Se puede observar desde el 20 de julio al 19 de agosto, con un máximo de intensidad en la noche de San Lorenzo, entre el l0 y el 11 de agosto. El nombre de Perseidas se debe a que el radiente (el punto del cielo del que parecen proceder todos los meteoros) se encuentra en la constelación Perseo. Además de ser la lluvia de estrellas fugaces más espectacular, tienen una notable importancia histórica porque representan el primer caso claro de la relación existente entre cometas y estrellas fugaces. En 1862 dos astrónomos, Swift y Tuttle, habían descubierto un espléndido cometa, que realizaba una larga órbita alrededor del Sol con un periodo de 120 años. Este cometa fue bautizado precisamente cometa Swift-Tuttle en honor a sus descubridores. Posteriormente el astrónomo italiano Virginio Schiaparelli (1835-1910), estudiando la órbita del cometa, se dio cuenta que la Tierra cada año intercepta su órbita precisamente en el periodo que se ven aparecer las estrellas fugaces Perseidas. Formuló entonces la hipótesis de que los meteoros no son otra cosa que partículas sólidas que el cometa, desintegrándose por efecto del calor solar, va dejando tras de sí. Casi al mismo tiempo el astrónomo italiano encontró también una correlación entre las estrellas fugaces de mitad de noviembre, llamadas Leónidas, y el cometa de Temple-Tuttle. Desde ese momento, fue evidente que muchas lluvias anuales de meteoritos provienen de residuos de cometas. La intensidad de las Perseidas, como de otros fenómenos similares de lluvias de meteoros, puede variar de un año a otro dependiendo de que la Tierra se encuentre con una zona más o menos densa de desechos del cometa que, chocando contra la atmósfera, producen las características trazas luminosas.

Mitología y leyenda:
Así es como las distintas civilizaciones se han imaginado esta región del cielo a lo largo de la historia:
 

 


Un adivino le predijo cierto día al rey Acrisio de Argos que sería asesinado por su propio nieto. Acrisio decidió encerrar a su hija Dánae de manera que no pudiera tener hijos y así evitar la predicción del oráculo.
Pero el propio Zeus la vio y se enamoró de ella. Siendo un dios, la prisión no era un impedimento para él de modo que cuando Dánae dio a luz a Perseo su padre el rey Acrisio metió a ambos en un baúl y los dejó a la deriva en la mar. Pero el baúl n o se hundió si no que, por el contrario, arribó a la isla de Séfiros en la que reinaba el rey Polidectes.

Años más tarde, cuando Perseo era ya un joven, se volvió aventurero y ávido de gloria. Por su parte, el rey Polidectes se había enamorado de Dánae, la madre de Perseo, pero era consciente de que el amor de Dánae por su hijo era tan grande que interferiría en su conquista. Así que decidió alejar a Perseo y para ello le pidió que le trajera la cabeza de Medusa, una de las Gorgonas. Medusa había sido una mujer muy bella, pero tan orgullosa de su belleza que como castigo fue convertida en una Gorgona (un monstruo con alas con serpientes como pelo y escamas de dragón como piel). Además, quién mirara a Medusa se convertiría en piedra. Para cumplir tan complicada misión, Perseo necesitaba ayuda. Obligó a tres ninfas a ayudarle a encontrar a las tres Gorgonas y a que le diesen las tres cosas que necesitaba para conseguir cumplir con éxito su difícil misión: un par de sandalias voladoras que le permitieran volar a cualquier parte, un casco mágico que le permitiría ver sin ser visto y, por último y más importante, un escudo muy pulimentado por la mismísima diosa Atenea. Después de un larguísimo viaje Perseo encontró a las Gorgonas que estaban dormidas. Se acercó a ellas andando de espaldas, utilizando el escudo a modo de espejo, de forma que no miraba directamente a Medusa. Entonces cortó su cabeza con una espada que le había dado Mercurio. Tan pronto como Perseo mató a Medusa del cuerpo de ésta salió el caballo alado Pegaso. Perseo montó a la grupa de Pegaso y ambos volaron de regreso a casa. En el camino de vuelta Perseo oyó los gritos de Andrómeda que estaba a punto de ser atacada por el monstruo marino Cetus. Dio media vuelta y rescató a Andrómeda.

Perseo se casó con Andrómeda y ambos disfrutaron de un feliz matrimonio hasta que sucedió un lamentable accidente. Perseo participaba en un concurso de lanzamiento de disco y quiso la mala suerte que golpease a un espectador que murió. El espectador no era otro que su abuelo, el rey Acrisio, cumpliéndose de esta manera la profecía del adivino. Perseo se entristeció de tal manera por la desgracia que rechazó el reino que había heredado.

Datos técnicos:
Abreviatura: Per   Datos técnicos cortesía de:

Genitivo: Persei
Area: 615 grados cuadrados.

Las estrellas más brillantes:
Para obtener datos más detallados de una estrella pulsa sobre su número Hipparcos.
HIPPARCOS Nombre Bayer/
Flamsteed
Magnitud Ascensión Recta Declinación Espectro
15863 Mirfak alpha 1.79 3h 24m 49° 52' F5Ib
14576 Algol beta 2.09 3h 8m 40° 57' B8V
18246 Atik zeta 2.84 3h 54m 31° 53' B1Ib
18532   epsilon 2.90 3h 58m 40° 1' B0.5V
14328   gamma 2.91 3h 5m 53° 30' G8III+...
17358   delta 3.01 3h 43m 47° 47' B5III SB
14354   Rho 3.32 3h 5m 38° 50' M3IIIvar
13268   eta 3.77 2h 51m 55° 54' K3Ib comp SB
17529   Nu 3.77 3h 45m 42° 35' F5IIvar
14668   kappa 3.79 3h 9m 44° 51' K0III
17448   omicron 3.84 3h 44m 32° 17' B1III
13531   Tau 3.93 2h 54m 52° 46' G4III...
19343   48 3.96 4h 9m 47° 43' B3Ve
18614 Menkib Xi 3.98 3h 59m 35° 47' O7.5Iab:
8068   Phi 4.01 1h 44m 50° 41' B2Vpe
14632   iota 4.05 3h 9m 49° 37' G0V
12777   theta 4.10 2h 44m 49° 14' F7V
19812   Mu 4.12 4h 15m 48° 25' G0Ib...
13254   16 4.22 2h 51m 38° 19' F2III
21476   58 4.25 4h 37m 41° 16' G8II comp
19167   lambda 4.25 4h 7m 50° 21' A0IVn
16826   Psi 4.32 3h 36m 48° 12' B5Ve
16335   sigma 4.36 3h 31m 48° 0' K3III


http://www.rodamedia.com

Última revisión: 5 de Febrero de 2006.
Imprimir