Lo poco gusta y lo mucho enfada.
Tía Clementina